Noticia

15 Jul

Anticonceptivos

Dr. César MIyahiraUnidad de Ginecología y Obstetricia HLA Vistahermosa.

Los métodos anticonceptivos son herramientas que muchas mujeres usan no sólo para planificar libremente y de manera responsable la cantidad de hijos que desean tener, sino que al ser métodos que confieren otros beneficios a los de la contracepción (ej. mejor control del sangrado, dolor menstrual, mejora el hirsutismo, etc.) son elegidos para mejorar su calidad de vida. Debido a que la gama de compuestos es muy variada y sus propiedades y restricciones muy diferentes, es necesario tener no sólo los medios sino también la información necesaria, antes de su uso.

Por ello es importante realizar un consejo contraceptivo sobre los diferentes métodos anticonceptivos teniendo en cuenta la eficacia de estos, las características de las pacientes, su estado de salud y su comodidad, de manera que el método elegido sea el idóneo.

Tipos de anticonceptivos:

Podemos diferenciarlos en primer lugar en métodos planificados, los cuales permitirán no sólo el beneficio anticonceptivo sino además otros beneficios para la salud; y los métodos de emergencia que como su nombre indica son básicamente aquellos que se usan para conseguir un beneficio contraceptivo en un rango de tiempo corto. En este grupo están la píldora del dia siguiente y los DIU de cobre, ambos con un periodo de uso post coital relativamente breve (3 días para la píldora y 5 para el DIU).

En el presente artículo hablaremos básicamente de los métodos planificados.

Entre los métodos planificados contamos con una gran gama para elegir y con diferentes características. Existen los métodos naturales, los hormonales, de barrera y los definitivos (éstos últimos son los métodos quirúrgicos). La eficacia de los diferentes métodos actualmente se mide con el porcentaje de embarazos accidentales que se producen con el uso perfecto, así como el uso típico (que es el que realmente se hace en la práctica). Así, por ejemplo, los métodos naturales tienen una eficacia de entre 2 – 9 % (porcentaje de embarazos accidentales) con su uso perfecto, pero de 20% con su uso típico.

Anticonceptivos Planificados

  • Métodos naturales:
    Como su nombre indica, al ser naturales no tienen contraindicaciones, pero requieren de un asesoramiento, conocimiento adecuado de la fase fértil del ciclo menstrual, no protegen contra Infecciones de transmisión sexual (ITS) y son los métodos con menos eficacia con su uso típico como se indicó anteriormente. Están los métodos basados en síntomas y signos (como el del moco cervical, en la temperatura basal), el método del calendario, el de la amenorrea durante la lactancia materna y el del coito interrumpido. No son los más recomendables si lo que se quiere es eficacia y comodidad.
  • Métodos de barrera: Son métodos que implican barrera física, dentro de ellos están: el preservativo masculino (de látex o poliuretano) tiene la ventaja de ser sencillo de usar y protege contra las ITS. Con un 2% de fallo con su uso perfecto y un 15% con su uso típico (el más eficaz dentro de este grupo). Dentro de este grupo se encuentra también el preservativo femenino con similares beneficios que el masculino aunque es menos eficaz, el diafragma vaginal (que se recomienda su uso junto a espermicidas) y los espermicidas (que deben asociarse a otros métodos).
  • Métodos hormonales: Son el grupo más amplio y el mayormente aceptado. Los hay combinados y de sólo progestágenos.

– Combinados: los hay vía oral, inyectable, vaginales y parches aunque los orales son los más usados tanto por su eficacia (0.3% con su uso perfecto y 8% con su uso típico) como por su comodidad, además de tener muchos otros beneficios no anticonceptivos en general como son la mejora de la dismenorrea (menstruaciones dolorosas), disminuyen las pérdidas sanguíneas menstruales, mejora del síndrome premenstrual, protección frente a enfermedad inflamatoria pélvica, ayudan a mejor manejo del dolor por endometriosis, mejora del acné y tiene un efecto protector frente al cáncer de ovario, endometrio y colon. Tienen restricciones en su uso (ej. Embarazo, Hipertensión arterial, migrañas, enfermedades infecciosas, antecedente enfermedad vascular isquémica o trombótica, neoplasias, entre otros), por lo que es necesario un asesoramiento previo a su uso. Contienen etinilestradiol asociado a un progestágeno, siendo el segundo componente el que le confiere las características particulares a cada uno (ej. Efecto antiandrogénico, antimineralocorticoide) y así ajustarse a las necesidades de la usuaria. Los efectos secundarios menores (ej. náuseas, vómitos, cefaleas, retención hídrica) suelen desaparecer con el uso continuado.

– Sólo progestágenos: tienen una eficacia similar a los anteriores, se pueden usar durante la lactancia materna (Desogestrel), los hay en presentaciones orales, inyectable, implantes subdérmicos y dispositivo intrauterino (DIU). Todos los de este grupo pueden desarrollar un sangrado irregular y pueden alterar el perfil lipídico. Los criterios de elegibilidad son similares al grupo anterior.
Dentro del amplio grupo de anticonceptivos hormonales existe una gran variedad de presentaciones: oral, vaginal, parches, inyectables, DIU e implantes para la elección del más cómodo. Los orales principalmente tienen variedad de compuestos y de combinaciones, dosis, así como de número de comprimidos, lo que confiere versatilidad para la elección pudiendo ajustarse a las necesidades de cada mujer (ej. dependiendo del progestágeno podemos tener mayor efecto antiandrogénico que otros o menor retención de líquidos, Los de baja dosis son mejor tolerados, o si toman de 21, 24 comprimidos para mejor control del ciclo).

  • Dispositivos intrauterinos (DIU) : Son muy eficaces, con un 0.1% de fallos con uso típico en los hormonales y hasta 0.8% con su uso típico en los no hormonales (cobre). Los primeros llevan levonorgestrel con menor riesgo trombótico y pueden usarse para controlar sangrados uterinos disfuncionales, además de para controlar la natalidad, duran hasta 5 años. Los no hormonales pueden usarse como anticoncepción de urgencia y también planificado con recambio cada 3 años.
  • Definitivos: Son métodos quirúrgicos e irreversibles; en la mujer se realiza la salpinguectomía bilateral por laparoscopia (quitar las trompas), que es una intervención cerrada que habitualmente requiere de sólo un día de ingreso, recomendable para aquellas pacientes que, habiendo ya cumplido su deseo genésico, no desean métodos reversibles o con posibilidad de fallos. Es el método más eficaz (0.5%).

En definitiva, con un asesoramiento adecuado podría encontrarse un anticonceptivo que se ajuste a las necesidades y el perfil de cada mujer, con el menor riesgo para su salud y la mayor satisfacción en su uso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 Cirugía Vistahermosa.

La Clínica HLA Vistahermosa certifica sus protocolos covid-19. Más información y novedades sobre actividad