Noticia

16 Nov

DIABETES GESTACIONAL

El Día Mundial de la Diabetes (DMD) es una oportunidad para concienciar sobre la diabetes como problema de salud pública mundial y sobre las medidas que pueden tomarse, colectiva e individualmente, para mejorar su prevención, su diagnóstico y su tratamiento.

Tras un pasado 2020 marcado por la pandemia de la COVID-19 este 2021 la Federación Internacional de Diabetes (IDF, según sus siglas en inglés) ha decidido centrarlo en la reivindicación del Acceso a la Atención en Diabetes en todo el mundo.

Entre los diferentes tipos de diabetes nos encontramos con aquella que se desarrolla durante el embarazo y que es la que nos ocupa en esta ocasión, la Diabetes Gestacional.

¿Qué es y por qué se origina la Diabetes Gestacional?

La Diabetes Gestacional, es la disminución de la tolerancia a los Hidratos de carbono (ej. azúcares, harinas, pastas, etc.) que se diagnostica por primera vez durante la gestación. Esto se da porque en estas pacientes hay una respuesta insuficiente a las demandas propias del embarazo, a que en el 2º trimestre aumentan los niveles de hormonas diabetogénicas y aumentan las demandas energéticas y de insulina necesarias para el crecimiento corporal.

La incidencia es de hasta el 12% y está asociada a riesgos tanto para la madre como el feto, desde riesgos de abortos,  hipertensión en el embarazo y partos prematuros hasta macrosomía fetal (feto grande con sus consecuencias como lesión del plexo braquial, fracturas, hipoglucemias, asfixia neonatal, etc.) y otras complicaciones en el recién nacido, incluso la muerte fetal intraútero. A largo plazo también existe riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo II y la descendencia tiene mayor riesgo de presentar obesidad, intolerancia a la glucosa y síndrome metabólico.

Factores de riesgo

Existen gestantes con mayor predisposición a presentar diabetes gestacional y son las que presentan los siguientes factores de riesgo:

  • >35 años
  • Obesidad
  • Antecedentes de diabetes gestacional en otros embarazos  o alteraciones de la glucosa.
  • Sospecha de Diabetes gestacional previa no diagnosticada (hijos con peso al nacer por encima del percentil 90)
  • Diabetes mellitus en familiares de 1º grado.
  • Pertenecer a etnias de riesgo (sudeste asiático, latinas, afroamericanas)

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza mediante analítica en sangre de los niveles de glucosa, se realizan en el  primer trimestre en aquellas mujeres con  factores de riesgo y en el 2º trimestre en las gestantes en general.   

La prueba de cribado se denomina Test de O´Sullivan y consiste en control de glucemia tras una toma de una solución de  50 gr de glucosa (no requiere estar en ayunas). Si el valor resulta por encima de 140 mg/dL se debe realizar la prueba confirmatoria denominada Sobrecarga oral de glucosa (que si requiere estar en ayunas) y se realizan controles seriados de los niveles de glucosa basal y tras la toma de 100 gr de solución de glucosa, a los 60, 120 y 180 minutos de la toma. Si dos de los 4 valores salen alterados el diagnóstico es Diabetes gestacional.

En el 3º trimestre sólo se le realizará a aquellas gestantes en las que exista sospecha de diabetes gestacional no diagnosticada previamente (feto grande, líquido amniótico aumentado) y consistirá en la Sobrecarga oral de glucosa.

Tratamiento y estilo de vida durante el embarazo

Una vez realizado el diagnóstico es importante empezar con el tratamiento, que inicialmente consistirá en adecuar una dieta óptima de acuerdo a las características de la gestante y la realización de controles de glucemia capilar (3-4 veces al día, en ayunas y después de las comidas principales). Es importante evitar el sedentarismo para un óptimo control. La idea es mantener los niveles de glucemia dentro de valores normales. Si no se consigue el control deseado, se pasa al tratamiento farmacológico con insulina.

  • Dieta:

Se recomienda un aporte mínimo de 175 g de hidratos de carbono que suponga el 40-50% de las calorías totales y una ingesta de 28 g de fibra al día. Grasas: 30-40% del total de calorías siempre que se sigan las consideraciones de la dieta mediterránea y en caso de gestantes obesas reducir el contenido de grasa. Proteínas: Un mínimo de 70 g al día. Puede usarse edulcorantes no calóricos (como la sucralosa, estevia y aspartamo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Ginecología Vistahermosa.