Noticia

19 Mar

Hacia una nueva paternidad

En el embarazo, el futuro padre es un elemento clave, aunque a veces ellos mismos se quejan de ser los grandes olvidados. En los estudios se refleja que pueden experimentar ansiedad ante hechos como el aumento de tareas que atender, la presión de una mayor responsabilidad financiera y en la recta final del embarazo, ante la imprevisibilidad del día del nacimiento o por la posibilidad de un parto prematuro.

Respecto a las necesidades de los futuros padres, es importante encontrar un espacio y un lugar para abordarlas si realmente queremos que estén informados y preparados para el gran cambio que acontecerá en unos meses.

Cuando esto no es posible, algunos refieren sentirse como meros espectadores. Acompañan a sus parejas en sus cambios, viven con curiosidad las primeras patadas, el insomnio, los continuos viajes al baño, las molestias… La realidad es que están preocupados, pero pierden la oportunidad para ahondar en todo lo que ello conlleva y pueden elegir desvincularse hasta que llegue el bebé y sean necesarios. Y así, de repente, llega el día del nacimiento y se encuentran en un paritorio con su hijo recién nacido y su mujer, rodeados de una catarsis de emociones y sensaciones jamás vivida.

Es justo en ese momento, cuando las mujeres más les necesitan. Ahí tendrán que empatizar con ellas y entender que su estado físico y emocional es muy lábil, que necesitan que estén preparados para apoyarlas y cuidar juntos de la nueva familia que han creado. El papel del padre sobre todo en el posparto no es fácil. A todo esto, se suma que han de lidiar con los acompañantes y familiares que deseosos de conocer y coger al primogénito, no paran de llamar para acudir a visitarlos a veces a horas poco prudentes, pero eso sí, con la mejor de las voluntades.

Si tuviera que darles un único consejo sería que aprovechen cada visita con la matrona, con la ginecóloga, cada paseo con su pareja…para informarse, para hablar de las necesidades de ambos, de la familia que esperan crear, de cómo se sienten…aprovechen esa ventana de oportunidad de 9 meses que supone un embarazo. Fantaseen, rían e infórmense de todo aquello que les será de utilidad, toquen esa barrigota que crece y se mueve, sientan esa energía que desprende la mujer que pronto se convertirá en madre además de en su compañera.

Si está leyendo esto y su mujer está a punto de dar a luz o acaba de hacerlo les ofrecemos unos consejos para afrontar esta nueva fase que es la crianza.

CONSEJOS SI HAY DIFERENCIAS ENTRE LOS DOS:

  • Lo importante es recordar que los dos estáis juntos en esto.
  • Cada uno puede sentirse de una manera diferente y necesitar cosas distintas.
  • No tomarse las diferencias de punto de vista como algo personal.
  • Utilizar vuestra disparidad para ampliar vuestro repertorio para hacer las cosas.
  • Recordad que ambos sois principiantes y os encontráis en la parte más empinada de la curva de aprendizaje.

CONSEJOS PARA EL FUTURO PAPA:

  • Tómate los días de excedencia si tu situación te lo permite.
  • Escúchala.
  • Ofrece apoyo con cariño.
  • Trata de ser empático cuando ella afirma: “Me siento como si no fuera yo”

Es posible que ambos tengáis necesidades distintas en estos momentos, estas suelen ser las más habituales:

  • La mamá necesita que le reconozcamos:
    – Lo doloroso que es dar a luz.
    – Lo cansada que está.
    – Lo agotador que es dar el pecho
    – Lo doloroso que es en ocasiones, especialmente al principio, dar de mamar.
    – Que sus cambios emocionales se deben principalmente a sus cambios hormonales.
  • El papá necesita que la mamá:
    – Sea más empática y entienda cómo se siente.
    – Tenga en cuenta sus ideas sobre el bebé.
    – Entienda que debe volver al trabajo con toda la presión que ello supone y con la carga emocional que conlleva la separación.
    – Sepa que él también está cansado y agobiado por esta nueva etapa que juntos afrontan.

El mejor regalo que le puede hacer a su hijo es acompañarle en todo momento en este largo camino que recorrerán juntos. No olvide regalarle a su hijo una sonrisa cada día, él a cambio le devolverá risas y carcajadas cada vez que le vea, prometido.
Es un camino largo y a veces lleno de curvas, pero sin duda, un camino que merece la pena recorrer.
Feliz paternidad.
Feliz día del padre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2013 Cirugía Vistahermosa.

La Clínica HLA Vistahermosa retomará la actividad hospitalaria habitual a partir del 27 de abril. Más información y novedades sobre apertura