Noticia

17 Mar

SEQUEDAD VULVO-VAGINAL

La sequedad vaginal es un problema que afecta a muchas mujeres. Aunque se suele asociar a la menopausia, puede aparecer en cualquier fase de la vida de una mujer. Se presenta cuando los tejidos de la vagina no están bien lubricados y sanos. Si alguna vez has notado molestias en tu zona íntima relacionadas con la sequedad, te explicamos cuál puede ser la causa y cómo aliviarla.
Hay dos elementos que contribuyen a tener una buena salud vaginal: la flora y la mucosa. La pared de la vagina produce un lubricante natural (mucosa) que ayuda a mantener la zona 65 hidratada. Paralelamente, un buen estado de la microbiota o flora vaginal, que son el conjunto de microorganismos que habitan y protegen la vagina de manera natural y sin causar daño, también contribuye a una buena salud. Cuando este equilibrio entre ambas se rompe, es cuando se produce la sequedad vaginal, es decir, la disminución del flujo vaginal y mala hidratación.
Aunque suele ser una afección benigna, a veces puede ser un primer síntoma de atrofia vaginal, una lesión que debe tratarse adecuadamente. Por eso, siempre es recomendable visitar a un ginecólogo para que lo evalúe.
Causas
La vaginitis atrófica es causada por una disminución en los estrógenos. Los estrógenos mantienen los tejidos de la vagina lubricados y saludables. Normalmente, el revestimiento de la vagina produce un líquido lubricante transparente, el cual hace que las relaciones sexuales sean más cómodas. También ayuda a disminuir la resequedad vaginal.
Si los niveles de estrógenos disminuyen, el tejido de la vagina se encoge y se vuelve más delgado. Esto causa resequedad e inflamación.
Los niveles de estrógenos normalmente disminuyen después de la menopausia aunque también puede provocar su disminución:

  • Medicamentos u hormonas empleados en el tratamiento para el cáncer de mama, la endometriosis, los miomas uterinos o la infertilidad
  • Cirugía para extirpar los ovarios
  • Radioterapia a la zona pélvica
  • Quimioterapia
  • Algunas mujeres presentan este problema inmediatamente después del parto o mientras están amamantando. Los niveles de estrógeno están más bajos en estos momentos.

Algunos hábitos también pueden provocar o empeorar los síntomas:

  • La vagina también puede resultar más irritada por jabones, detergentes para lavar, lociones, perfumes o duchas.
    Ciertos medicamento.
  • El tabaquismo.
  • Los tampones y los condones también pueden causar o empeorar la resequedad vaginal.

Síntomas

  • Ardor al orinar
  • Sangrado leve después de las relaciones sexuales
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Flujo vaginal leve
  • Dolor, ardor o picazón en la vagina

Estos son síntomas frecuentes de malestar y pueden afectar a la calidad de vida de las mujeres.

 

Pruebas y exámenes
Un examen de la pelvis muestra si las paredes vaginales están delgadas, pálidas o rojas.
Se puede analizar el flujo vaginal para descartar otras causas de la afección. Igualmente, se pueden realizar exámenes de los niveles hormonales para averiguar si ha llegado a la menopausia.

Tratamiento
Existen muchos tratamientos para la resequedad vaginal pero es importante acudir al Ginecólogo para que le recomiende el tratamiento más adecuado.
La sequedad se suele tratar con un hidratante vaginal. Es un gel que se introduce en la cavidad vaginal para lograr humedecer la zona y que desaparezcan las molestias. Es recomendable que este producto no contenga colorantes o perfumes y se pueden comprar sin receta médica.
Usar un lubricante vaginal hidrosoluble durante la relación sexual puede servir aunque debemos tener en cuenta que productos como la vaselina, el aceite mineral u otros aceites pueden dañar los condones de látex o los diafragmas.
Es recomendable evitar jabones, lociones, perfumes y duchas con fragancia.
En el caso de que la sequedad vaginal no remita o si los síntomas son intensos, el ginecólogo puede recomendar otros tratamientos como, por ejemplo, una terapia hormonal de uso tópico con óvulos o cremas vaginales.
En caso de sofocos u otros síntomas relacionados con la menopausia los estrógenos (hormonoterapia) también se pueden administrar en forma de parche cutáneo o comprimidos que se toman por vía oral.

Es importante tener en cuenta que la sequedad vaginal puede:

  • Puede hacernos más propensas a contraer infecciones vaginales causadas por bacterias u hongos.
  • Puede causar úlceras o fisuras en las paredes de la vagina.
  • Puede causar dolor con las relaciones sexuales.
  • Puede aumentar su riesgo de desarrollar infecciones del tracto urinario (ITU).
  • Recordar que al tratamiento indicado por el médico deben sumarse hábitos ginecológicos saludables.

Recordar que al tratamiento indicado por el médico deben sumarse hábitos ginecológicos saludables.

La Unidad de Ginecología y Obstetricia de HLA Vistahermosa está a tu disposición si te surge alguna duda o problema sobre este u otros temas médicos que necesites resolver.

MÁS INFORMACIÓN:
Centro Médico V76
Avd. Denia, 76. 03015 Alicante
965 23 31 33/ 966 70 93 12
Citas WhatsApp: 696 35 42 90

www.ginecologiavistahermosa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Ginecología Vistahermosa.